sábado , 17 noviembre 2018
Inicio » Deportes » SOBRE LA REPUTACIÓN DEL FÚTBOL ECUATORIANO.

SOBRE LA REPUTACIÓN DEL FÚTBOL ECUATORIANO.

Una nueva estampida mediática, arremete sobre la reputación sobre los ”llamados” Equipos pequeños o de provincia, que vienen acortando distancia en el fútbol profesional del Ecuador, son varios los dardos que se lanzan, el objetivo es evidente, crear un clima de desconfianza sobre su rendimiento y desconcentrar el trabajo que vienen desarrollando.
Esto no es nuevo, los llamados equipos estelaristas, auspiciados por las multinacionales, con cuantiosas inversiones, no producen resultados que justifique la movilización de recursos, sus presentaciones en el campo de juego, no convencen, se ven afectados en sus intereses, entonces se utilizan tácticas desestabilizadoras, olvidándose que se ponen en riesgo la reputación del balompié nacional, donde ellos mismos han dejado sensación de incorrecciones en temporadas pasadas.
Con la facilidad absoluta, una persona, elabora un plan de medios y arremete sobre dirigentes y futbolistas atacando sin barreras la “Dignidad” del deportista, que tan solo por su condición de atleta posee formación de disciplina.
Se sanciona al dirigente sin debido proceso, con una sencilla resolución de las partes, “Sorpresa es el presidente del club líder de la segunda fase”. Se involucra al portero de expectativas y milita en el equipo Delfin. Para quienes seguimos el desarrollo del fútbol ecuatoriano, no es sorpresa, recordemos la versión anterior, se ejecutó la campaña para evitar que Delfin sea campeón de forma directa y crearon el clima de desconfianza, futbolistas lesionados en los últimos partidos y una final salpicada por comentarios y sanciones dentro del plantel manabita, finalmente el futbolista de la polémica aparece fichando para el equipo ganador de la fase final? .El exceso de “Coincidencias” dejó el sabor amargo de la DUDA.
En tanto esconden, lo positivo de una prueba anti doping de uno de los futbolistas del último clásico del astillero.
Con todo esto, queda evidenciado que, la competencia no solo está en el campo de juego, también participan otros actores que con su estrategia buscan minimizar el trabajo que con gran esfuerzo se ha logrado.
Se entiende que los llamados equipos de provincia, aprendieron de sus propias experiencias y que estas campañas atentatorias, deben motivar sus esfuerzos y con espíritu invencible, deben responder en cada partido. Lo correcto será que si existen pruebas y con la materialidad del delito si existe, se sancione con todo el rigor de la Ley, a quienes desde otro ámbito influyen en los resultados

Acerca de Carlos Barcia

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*